lunes, 31 de octubre de 2011

HALLOWEEN!!!

Experimentos con azúcar - galletas decoradas - Pamplona


Y ya está aquí, la noche de Halloween! Una fiesta que nunca me ha dicho nada hasta que me metí en este cookie-mundo; entonces, hace unos meses, me atrapó y ahora que ha pasado el tiempo y ya ha llegado... ya me ha saturado!
En fin, pues aquí va, a modo de despedida, una recopilación de mis galletas preferidas del 2011, aunque la mayoría ya las conocéis.



















Y después de esta saturación, me preguntó... Habrá más el año que viene??   ¿¿¿???
... Ya se verá, ahora... A por la Navidad!!!

domingo, 30 de octubre de 2011

CALABAZAS DE MERMELADA

Experimentos con azúcar - galletas decoradas - Pamplona

Ya estamos en plena cuenta atrás para la gran noche que nos han importado los americanos así que... aquí tenemos preparadas unas calabazas de Halloween, pero de mermelada, eh! Que hay que darles un aire europeo.

Tamaño aproximado: 7 x 7,5 cm

Y... por supuesto, unas galletas de café de Halloween y otoño.

Tamaño aproximado: 5 x 5 cm



lunes, 24 de octubre de 2011

EL FORAL Y LA ENFERMERA

Experimentos con azúcar - galletas decoradas - Pamplona

Estas galletas fueron una petición de lo más original, desde el principio hasta el final.
Aunque resulte extraño, fueron las galletas de una boda, la de un policía foral y una enfermera y, he de reconocer, que la idea me encantó.
Aquí tenemos al novio totalmente equipado.


Y a los que sirvieron de modelos, vigilando el recorrido del encierro.


Y por último, a la feliz parejita.


Pero la originalidad de esta boda no terminó aquí... Un par de meses más tarde, tras el viaje de novios y ya metidos en la rutina habitual, tuve que repetir las mismas galletas porque algunos invitados se habían quedado sin su versión galletil. Queda confirmado que más vale tarde que nunca!


sábado, 22 de octubre de 2011

EL PRÍNCIPE SIN DESTRONAR

Experimentos con azúcar - galletas decoradas - Pamplona

Recordáis el bautizo de Gabriel, el primer bisnieto de la familia? Bueno, pues esta vez ha tocado hacer la versión femenina de algunas de sus galletas, en esta ocasión para Isabel, la ahijada de mi compañera de trabajo, Neus (la que cata con enorme paciencia mis galletas).

Los centros escogidos para este evento han sido el de "la familia" y el del "Ángel de la guarda"; en realidad son iguales que los de Gabriel pero en tonos rosas; los mismos pajaritos, abejas, flores... y el mismo e inconfundible estilo de las maestras Vinuesa en los "personajes humanos y celestiales".
He de confesar que siempre me han gustado muchísimo más las galletas de bebés en rosa. A ver qué opináis vosotros... ahí van!



Bueno, una gran diferencia si que hay! En esta familia ya hay un pequeño príncipe que, lejos de ser destronado, ahora va a tener una princesa con la que compartir muchas horas de juego :-)
El príncipe (situado junto a Silvia, la reina de la casa) también tuvo su flor personalizada, con abejita y todo.


En esta ocasión, puse una tira de cartón rizado blanco sobre la tela de saco para que iluminara un poco más el centro y sustituí el papel marrón de la base por papel de seda blanco con el mismo fin.

En el centro del "Ángel de la guarda", el angelito guardián fue sustituido por una "angelita" de la misma profesión.



Para terminar y, como yo no soy nadie para llevar la contraria a los ángeles, solo puedo desearos... que tengáis dulces sueños!

miércoles, 19 de octubre de 2011

Y EL OTOÑO SIGUE

Experimentos con azúcar - galletas decoradas - Pamplona


Tamaño aproximado: 3-4 cm de alto

Aquí estoy, repitiendo con las OTOÑINAS (las galletas de otoño pequeñinas) pero es que no me he podido resistir después de que me regalaran una cajita de mini-cortadores que incluía, entre otros, estos:


Además, al hacer las OTOÑINAS anteriores me quedé con la pena de no haber hecho más galletas mezclando las masas de distintos colores.
En esta ocasión teñí la masa de 3 colores (todos de Americolor): Gold, Burgundy + Red y Egg yelow + orange. La cuarta masa era de color natural.
Unas cuantas galletas iban en un solo color pero otras tantas fueron mezclando las distintas masas. La verdad es que considero que en esta ocasión, el resultado ha sido más parecido al de las hojas otoñales.


Y aquí están empaquetadas.

POCOYO

Experimentos con azúcar - galletas decoradas - Pamplona

Hoy he rescatado esta foto que tenía perdida por el ordenador. 
Llevaba tiempo queriendo hacer esta galleta y finalmente, el año pasado, la hice... una y punto. Hice una para ver cómo quedaba y al final, con todas las ganas que tenía, no la he vuelto a repetir y eso que considero que quedó bastante decente. Lo cierto es que a estas alturas, la tenía totalmente olvidada.
La galleta la corté a mano con un cuchillo, ayudándome con una plantilla de cartulina que me hice en su día.


Bueno, pues aquí os dejo con esta muestra única y, antes de terminar... os informo que me han dado dos premios!!! Así pues, aprovecho para dar las gracias a Carol de "El paraíso de Carol" por el premio que me ha concedido...



Y a Aurora de Chic Cookies por su premio...


Muchas gracias chicas, me han hecho mucha ilusión!!!

Ahora se supone que debería escoger a 10 blogs a los que entregar los premios pero, como ya he comentado en alguna ocasión, me resulta complicado escoger entre tantos blogs de gente generosa que comparte lo que hace y responde, desinteresadamente, a un montón de preguntas; creo que todos merecen los premios así que, además de este reconocimiento general, quiero aprovechar la ocasión para conceder un reconocimiento especial (entregando estos premios) a algunos nuevos blogs que han surgido este verano y que merece la pena conocer porque hacen cosas estupendas, aunque seguro que varios de vosotros ya los conocéis. Los nuevos descubrimientos han sido:





Que los disfrutéis, merecen la pena!
Besosssss

sábado, 15 de octubre de 2011

MINI-BABIES DE MERMELADA

Experimentos con azúcar - galletas decoradas - Pamplona


Y seguimos con las galletas de café, que me ha dado fuerte por ahí. No habéis oído nunca hablar de lo cabezones que somos los navarros? pues eso, solo que algunos ya nos llevamos la palma.

Esta es otra versión de las MINI-BABIES, que se me ocurrió mientras cortaba dichas galletas.

Estas "mini-babies de mermelada" son un pelín más grandes que las MINI-BABIES de la entrada anterior, estas miden 5 x 5 cm, aunque siguen teniendo un tamaño adecuado para la sobremesa.


En esta ocasión las hice con mermelada de naranja con Cointreau y estaban muy ricas; no obstante, a pesar de lo que opinan en casa (que les han gustado mucho estas), creo que prefiero la tradicional de mermelada de albaricoque.
No se en vuestras ciudades pero, aquí en Pamplona, venden unas pastas grandes (a lo navarro) de unos 11 cm de diámetro, que llamamos "pastas de agujeros" (como veréis, no nos complicamos mucho a la hora de buscar nombres) y son deliciosas. Tienen 3 agujeros y van rellenas de mermelada de albaricoque; son mi debilidad pero, es cierto que el tamaño es un poco grande y, no es porque no sea capaz de comérmelas, que soy perfectamente capaz, es por una mera cuestión de cargo de conciencia.
Mirar que ricasssssss.

"Pastelerías Taberna, Pamplona"

Pues nada, esta ha sido mi versión mini y baby, aunque como os habréis imaginado, esto no ha hecho más que empezar; doy fe de que a la temática Baby le van a seguir varias temáticas más: otoño, Navidad, San Valentín, Semana Santa... Ya las iréis viendo.



Para preparar la mermelada que pega las galletas, basta con poner en un cazo unas cucharadas de mermelada con un poquito de agua y calentarlo. Veréis que la mermelada empieza a licuarse. Retiramos del fuego, dejamos enfriar un poco y a pegotear galletitas.
Probarla, os gustará.

jueves, 13 de octubre de 2011

MINI-BABIES

Experimentos con azúcar - galletas decoradas - Pamplona

Si hace poco fueron las OTOÑINAS, galletas de otoño pequeñinas para endulzar la hora del café, ahora les ha tocado el turno a las MINI-BABIES; mini galletas de bebés con el mismo fin.
A mi me han encantado pero... qué os voy a decir yo!!?

Aquí están algunos de los modelos que he preparado para hacer un par de regalitos.

Tamaño aproximado de las galletas: 3,5 - 4,5 cm de alto

Las galletas miden entre 3 y 4 cm o, lo que es lo mismo, un minibocadito!

Y aquí, una caja lleeeena de minibocaditos...


Decorar estas galletas (al tener más detalles) me ha llevado algo más de tiempo que las OTOÑINAS pero, la verdad, para los que estáis acostumbrados al trabajo de decorar las galletas, esto no es ná de ná.




Inicialmente, compré estos cortadores para poner pequeños detalles al empaquetar los regalos y, hasta ahora, siempre los había usado para eso. Me gusta poner una minigalleta, preferiblemente de la misma temática del regalo, en la lazada del envoltorio; los veo más terminados.

galletas de bebés

 galletas para una enfermera

 galletas de Primera Comunión

galletas de San Fermín

Peeeeero... ahora, además, ya les hemos encontrado una nueva utilidad!!!




martes, 11 de octubre de 2011

VIAJE A AMSTERDAM

Experimentos con azúcar - galletas decoradas - Pamplona

Este año, mi cuñada (no digo cual, que no quiero disgustos familiares) ha cumplido medio siglo y ha decidido celebrarlo con sus coleguillas del instituto marchándose un fin de semana a Amsterdam. La ocasión lo merece, no?
El caso es que, la última noche del viaje, quiso sorprender a las otras homenajeadas con este dulce regalito.

Ahí van las chicas de camino al país de los molinos. Uyyyyy, qué apretadas!!!


Y aquí tenemos a todas las cumpleañeras. Cada una iba con su maletita personalizada y un tulipán, la flor típica de Holanda.

La primera, mi cuñada ---------, la profe de universidad, con su birrete y su libro.


Ana, la arquitecta, con su casco y los planos.
La interesada me ha hecho llegar un mensaje en el que me indica que ella no va a las obras con falda. Ana, quizás debas cambiar de hábitos, ya veras como los tienes a todos mucho más atentos, jaja.


Mar, la juez, con su toga, sus puñetas, su martillo de juez y la balanza de la justicia.


Blanca, la administrativa, con su "manos libres", su calculadora y su boli..


Y Cristina, la enfermera, convenientemente vestida, con cofia y todo.


Cada una recibió una bolsita con sus galletas y, el autobús, iba bien protegido dentro de este estuche de cartón rizado. La galleta va sujeta al estuche con cinta americana de la que pega por los dos lados.



Pues nada, que a las chicas les gustó mucho su sorpresa y, según me ha contado un pajarito de medio siglo, hasta provocó alguna lagrimilla...