lunes, 13 de mayo de 2013

EMBARCAMOS!

Experimentos con azúcar - cursos cupcakes y galletas decoradas - Pamplona

Todos ya a bordo?? Perfecto, entonces comenzamos nuestro viaje por el mar al más puro estilo de Jacques Cousteau.

Este es el centro de galletas de Primera Comunión (si, de Primera Comunión, aunque a primera vista no lo parezca) que he preparado en colaboración con "El piojito" para Marcos, un niño enamorado de los barcos.

La caja de madera de pino macizo, esta vez del doble de tamaño que los centros que hago habitualmente, está decorada con motivos marineros.


El diseño de las galletas vino después. Procuré escoger los mismos colores que había en la caja (azul claro y azul oscuro preparados con el "azul cornflower" de Wilton, rojo, blanco y amarillo-huevo o "egg yellow" de Americolor, cómo me gusta este color!) y, por supuesto, los motivos tenían que ser marineros.


Envejecimos algunas de las galletas con colorante en polvo marrón para que se asemejara al "look"envejecido de las ilustraciones de la caja. Veis el flotador envejecido desde el que se asoma nuestro Marcos-marinero? Creo que de todo el centro de galletas, esta es mi preferida.


La galleta redonda con la inicial grabada está realizada en fondant (pasta portuguesa) y llevaba alrededor un cabo marinero al que también le dimos ese toque sombreado, y unos puntitos de glaseado azul. La verdad es que me suele gustar combinar el glaseado con detalles de fondant que permiten proporcionar, por ejemplo, el efecto texturizado que veis en la base blanca o volúmenes que son complicados de lograr con el glaseado, como es el caso del cabo.


No nos podíamos olvidar de que se trataba de un centro de Primera Comunión así que ahí está un angelito marinero que se asoma, la paloma (también con un toque envejecido), la vela del barco con la palomita y, en la esquina de la izquierda, Marcos, vestido como iba en su gran día.


Algunas de las galletas, como el caballito de mar y las estrellas llevaban un toque de purpurina que no se aprecia en las fotos del centro de galletas pero, pero para que os hagáis mejor una idea de lo que os hablo, nada mejor que esta foto.



En el mar no pueden faltar las olas así que preparamos unas con unos marshmallows blancos teñidos con un poco de colorante en polvo azul a los que apliqué glasa blanca de consistencia dura a modo de espuma.
El casco del barco también es de fondant, esta vez de chocolate, lo que nos permitió grabar el nombre de Marcos en el mismo y marcar las tablas y clavos del casco. El resto, mástiles y velas, están realizados en glaseado y, la palomita de la vela, otra vez en fondant (pasta portuguesa).




Bueno, espero que el resultado os haya gustado tanto como a nosotras.

y con esto, os dejo embarcados en una nueva semana... 
que tengáis una buena travesía!



Próximos cursos de galletas o cupcakes disponibles

Calendario de cursos general



6 comentarios:

  1. Los peces me gustan, pero estoy contigo, el flotador con este toque envejecido es lo mas! Besos, gemma

    ResponderEliminar
  2. Hola Patricia,
    Enamorada estoy de este centro marinero que has hecho!!!
    Todas las galletas me encantan, pero el salvavidas en especial está precioso y el toque de colorante para conseguir el envejecido queda genial.

    Un besazo artista!
    Nani

    ResponderEliminar
  3. Buahhh que pasada Patricia, simplemente espectaculares¡¡¡
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado el centro. Las galletas están preciosas, pero el flotador y el barco... de lujo.
    Impresionantes.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Son todas preciosas, pero yo también me quedo con el flotador, es de lo más cuco.
    Marcos estaría encnatado con su centro de galletas marinero, no?
    Un besín.

    ResponderEliminar